El poder del instinto

Cuando leemos la definición de instinto: impulso natural, interior, irracional…”

Nos podemos preguntar cuanto de miedo y cuanto de deseo nos embarga cuando escuchamos la palabra instinto.

El instinto no deja de tener una connotación animal, algo que esta por debajo de la condición humana, que se relaciona con el descontrol, lo dionisiaco, la locura y el caos.

Instinto como descanso de la razón, como impulso creador, como disfrute, también instinto como  guerra, como muerte y destrucción.

Lo que nos atrae también nos atemoriza, miedo y deseo son impulsos de la misma naturaleza, por lo que nos quedamos la mayoría a medio camino, sin atrevernos a dar el paso definitivo, con un ojo en el deseo y otro en el miedo, un pie en tierra y otro en el aire, pretendemos domesticar el instinto sin darle la oportunidad de mostrar todo aquello que puede ofrecernos.

el poder del instinto

DESCARGA GRATIS UNA DEMOSTRACIÓN

taller residencial impartido por Gloria López en Piedralaves

DEMOSTRACIÓN GRATUITA

Suscríbete a nuestro newsletter para enviarte el vídeo
Suscríbete

Desde mi experiencia  el teatro se convierte en  un canal de  expresión único  para  desarrollar y descubrir el poder del  instinto.

El teatro como lugar imaginario, me ofrece la oportunidad de darme permiso a expresar mis emociones sin miedo al juicio de los otros y lo que es mas importante sin miedo a mi propio juicio que me limita y me impide investigar otros mundos que viví como prohibidos.

Cuando aparece el permiso, aparece el disfrute, los limites entre lo que esta bien o esta mal se diluyen y también la destrucción se incluye como parte necesaria para la creación y  para la vida.

El instinto no entiende de matices, se manifiesta o se esconde, esta o no esta, cuando irrumpe en la sala es como una bocanada de aire, explosiona vibra y se siente.

Quien lo experimenta atravesó el miedo, la necesidad de control y se entrega a lo desconocido aunque sea por un instante.

Desde ahí los ojos brillan, la respiración se agita, el cuerpo y la mirada se empoderan y todo se vuelve muy sencillo y presente.

El ritmo de la mente baja, las sensaciones y las emociones se sienten libres de circular por el cuerpo, lo que proporciona una verdadera sensación de libertad.

Incorporar el instinto como parte natural de nuestra esencia es incorporar presencia, impulso, movimiento, disfrute, valentía a nuestras vidas.

Y es a través del teatro donde propongo vivir esta experiencia, redescubrirla  y trasladarla luego a nuestro día a día.

Gloria López
Terapeuta, Actriz y Directora de Teatro.

“Ella está loca pero es mágica, no hay mentira en su fuego”

Charles Bukowski

INSTINTO Y LORCA

Próximo taller residencial 11,12 y 13 de Junio 2021
más información aquí
Compartir en facebook
Compartir en whatsapp
Compartir en email
Compartir en facebook
Compartir en Facebook
Compartir en whatsapp
Enviar por WhatsApp
Compartir en email
Enviar por Email